ENTREVISTA A ANTONIO DÍAZ RUIZ. Subdirector de la Promoción de la Salud de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos

https://www.youtube.com/watch?v=mAhH2QVgP-U&feature=youtu.be

¿CUÁLES SON LOS PILARES EN LOS QUE SE BASA EL MODELO DE PREVENCIÓN Y SALUD LABORAL DE CORREOS Y TELÉGRAFOS?

En el año 2009, en la dirección de Recursos Humanos se tomó una decisión estratégica que consistió en mejorar la seguridad y la salud integral de los empleados de la compañía. Se estableció la subdirección de Promoción de la Salud, una subdirección que hasta ese momento no existía, y se constituyó para tratar este aspecto en la compañía. Esa subdirección se fundamenta en tres pilares: hábitos saludables; prevención de riesgos laborales y un tercero de gestión de la incapacidad temporal. Lo que se busca con el pilar de hábitos saludables es tratar de favorecer el cambio de conducta a una serie de hábitos saludables de nuestros empleados, con el segundo pilar lo que se trata es prevenir los accidente de trabajo y las enfermedades profesionales, y con el tercer pilar queremos conseguir que aquellos empleados que desgraciadamente han sufrido un accidente o han cogido una enfermedad, hacer una gestión lo más eficaz y eficiente  para que lo antes posible estén incorporados en su puesto de trabajo.

DE CUANTO PERSONAL DISPONE EL ÁREA DE PREVENCIÓN Y SALUD LABORAL PARA EL DESEMPEÑO DE SUS FUNCIONES, COMETIDOS Y TAREAS, Y ¿CÓMO ESTÁ ORGANIZADA?

En la subdirección de Promoción de la Salud, de manera directa o indirecta podemos contar con doscientas personas repartidas por todo el territorio nacional. Correos tiene una estructura matricial, su red tiene una estructura jerárquica y en el centro directivo hay una estructura funcional como una gran compañía que tiene una dispersión por todo el territorio nacional. En ese ámbito, la parte de prevención y la de gestión de incapacidad temporal tienen una organización similar. En el centro directivo tenemos una estructura en el área de prevención que consta de un coordinador del servicio de prevención, del cual depende un responsable de las especialidades técnicas y una responsable de la vigilancia de la salud o la medicina del trabajo, que a su vez de estas personas dependen respectivamente un técnico superior y una DUE de empresa para dar apoyo. Eso en lo que se refiere al ámbito directivo en el aspecto funcional, luego, en el territorio nacinal, Correos está repartido en siete zonas, y para cada zona existe un coordinador de prevención del que dependen también unos técnicos de prevención y unos servicios médicos.

En la parte de gestión de incapacidad temporal,  ese área se divide en dos grandes bloques: un bloque de personal funcional y otro de personal laboral. Al cargo de cada área hay un responsable médico que se apoya en un director de programas para análisis estadísticos, y luego en toda la red se cuenta con los servicios médicos de Correos y servicios médicos de proveedores que ayudan a la gestión de la incapacidad temporal.

¿CÓMO SE LLEVA A CABO LA GESTIÓN EN LA VERTIENTE DE PREVENCIÓN Y EN LA VERTIENTE DE DE SALUD LABORAL?

Son dos pilares importantes. Uno es el pilar de la integración, y el otro el pilar de la mejora continua. En el pilar de la integración todos sus procedimientos están orientados a que la línea de mando sea la que asuma las funciones y responsabilidades en esta materia.  Luego, desde el punto de vista de la mejora continua, todos nuestros procesos, aplicando el Circulo de Deming de mejora continua, los planificamos, los ejecutamos, y lo que es más importante, chequeamos si esa ejecución que estamos desarrollando es adecuada o no, mediante determinados procedimientos como la verificación de la  efectiva integración. Tenemos unos equipos de personas que su trabajo específico es que los procedimientos que se han diseñado y se están ejecutando realmente dan respuesta al objetivo que teníamos, son eficaces y están dando un resultado en lo que se refiere a la reducción de la siniestralidad o la gestión de la incapacidad.

CADA VEZ ES MAYOR LA UTILIZACIÓN DEL CUADRO DE MANDO PREVENTIVO EN EL ENTORNO EMPRESARIAL, ¿QUÉ INFORMACIÓN DEBE TENER?

Los cuadros de mando de prevención de las empresas históricamente han medido los resultados de la siniestralidad, del absentismo o han estado midiendo los resultados de las actividades propias realizadas por los servicios de prevención: evaluaciones que se han hecho, cursos de formación realizados, etc. Los cuadros de mando preventivos deberían evolucionar y no solo presentar indicadores de resultados, sino también aquellos indicadores inductores de ese resultado de siniestralidad; indicadores, por ejemplo, de qué actividades está realizando la línea de mando que van a ayudar a reducir la siniestralidad. Ese es un aspecto que al día de hoy no se está trabajando suficientemente.

¿QUÉ PAPEL JUEGA LA COMUNICACIÓN EN LA GESTIÓN DE LA PREVENCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN TENIENDO EN CUENTA LA DISPERSIÓN DE LAS OFICINAS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL?

Para nosotros es un aspecto muy importante teniendo en cuenta la dispersión que tenemos de las oficinas. La comunicación de la prevención es un aspecto transversal en toda la compañía. Cuando hablamos de prevención estamos hablando de un cambio en la cultura, en la forma de hacer las cosas, y consideramos que la comunicación es el primer paso para poder generar ese cambio conductual. Hay más herramientas como es la información, sensibilización, formación, formación incluso práctica en el puesto de trabajo, etc., pero entendemos que ese primer paso es la comunicación. La buena comunicación de las políticas, de los objetivos, de las acciones que se quieren desarrollar, es necesaria para preparar a la organización, para que pueda ir asumiendo poco a poco esos mensajes que van a llegar vía información, sensibilización, formación, etc.

CORREOS ES UNA EMPRESA DEL SECTOR LOGÍSTICO EN LA QUE HAY UN ALTO PORCENTAJE DE LA PLANTILLA DEDICADA A LA MANIPULACIÓN DE CARGAS, ¿ESTE HECHO TIENE UN PESO ESPECÍFICO EN EL ABSENTISMO EN LA EMPRESA?

Pese a lo que quizá se pueda entender, como empresa que nos dedicamos a manipulación de objetos y al transporte de esos objetos, aparentemente puede dar lugar a pensar  que tenemos un gran problema músculo esquelético derivados de esa manipulación, sin embargo nuestra principal fuente de siniestralidad está más en lo que son la extremidades inferiores, fundamentalmente lo que sería pies y tobillos. ¿Por qué es así? Porque en realidad tenemos del orden de 30.000 empleados desarrollando su actividad en la calle, subiendo y bajando constantemente bordillos, aceras, escalones para entrar en las tiendas, en la comunidad de vecinos, etc., y ahí es donde tenemos una tasa de siniestralidad alta, en torno al treinta y cinco por ciento: La siniestralidad vendría más por ahí, mientras que los problemas musculoesqueléticos, que también son importantes obviamente, estarían en segundo lugar, en torno al veinte, veinticinco por ciento

¿DE QUÉ FORMA SE ENFRENTA A ÉSTE PROBLEMA EL ÁREA DE PREVENCIÓN Y SALUD EN CORREOS?

Como hemos comentado nuestra principal fuente de siniestralidad viene derivada de las lesiones de las extremidades inferiores, fundamentalmente en el puesto de cartero. Ahí tenemos un hándicap, y es que  no se pueden controlar las condiciones de trabajo en la  que se desarrolla la actividad de los carteros, porque son condiciones de trabajo que están a la intemperie, en el exterior. No somos una industria en la que los trabajadores están concentrados en un espacio físico donde se puedan manejar las condiciones de seguridad física en el centro de trabajo, sino que los carteros están realizando un montón de kilómetros en la calle, con lo cual controlar esas condiciones en cuanto a los deterioros que pueda tener la calzada, obras que se estén llevando a cabo en una calzada, en un edificio, en una comunidad de vecinos…, pues es difícil controlar en ese aspecto. Por lo tanto, uno de los elementos importantes para nuestra subdirección, como hemos comentado anteriormente, es esa batería de acciones de comunicación, información, sensibilización, formación práctica en el puesto de trabajo, porque entendemos que es la manera de hacer frente a la prevención en esa circunstancia tan específica en la que nos movemos.

SE SUPONE QUE UNA ORGANIZACIÓN QUE TIENE UNA TRAYECTORIA DE MUCHOS AÑOS, DEBE TENER UNA MEDIA DE EDAD ALTA, ¿QUÉ POLÍTICAS, DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA SALUD INTEGRAL, SE LLEVAN A CABO PARA MEJORAR LA SITUACIÓN LABORAL DE ESTOS TRABAJADORES EN SU ÚLTIMA ETÁPA?

Efectivamente, Correos tiene una media de edad en torno a los cuarenta y ocho años, si a eso le sumamos que aparentemente la edad de jubilación se va a aplazar o que la esperanza de vida también se va a ir alargando, el escenario del trabajo en la última etapa laboral va a ser más amplio. En Correos ya se ha empezado a abordar proyectos para tratar de prevenir esa circunstancia. Tenemos un proyecto que se denomina CREASALUD, un proyecto piloto que se está desarrollando en Cataluña y que lo que busca es poner a disposición de aquellos empleados que voluntariamente se han adherido, poner a disposición la figura de un coach, un entrenador deportivo laboral, de forma que analizando el tipo de trabajo específico que realiza esa persona, analizando su estado de salud individual, se lleva a cabo una medición de lo que denominamos la edad de condición física funcional de ese individuo; para que nos entendamos, es como cuando uno va al médico y le hacen una espirometría y le dicen: usted tiene unos pulmones de una persona de sesenta años aunque tenga cincuenta. Hemos trasladado ese mismo ejemplo al ámbito musculoesquelético, y mediante una tabla de ejercicios, determinamos cuál es la edad de condición física de ese empleado. Conociendo esos datos, su patología y actividad, el entrenador deportivo laboral le prepara una serie de ejercicios individualizados a las personas que se ha adherido a este proyecto y esos ejercicios los tiene que ir desarrollando tres veces a la semanas alrededor de unos diez o quince minutos. Los primeros resultados que tenemos es que las personas que se han adherido a ese proyecto, su edad de condición física ha mejorado. Aquellas personas que tenían una condición física de 67 años, por ejemplo, pues ha bajado a sesenta. Con este proyecto piloto lo que se pretende es que cuando esas personas vayan teniendo más edad, puedan estar en mejores condiciones musculoesquelética para poder desarrollar su trabajo.

EN LA PLANTILLA DE CORREOS HAY UNA FUERTE PRESENCIA FEMENÍNA, ¿QUÉ ACCIONES ESPECÍFICAS DE PRL SE LLEVAN A CABO CON ESTE COLECTIVO?

Efectivamente, alrededor de un cincuenta por ciento es personal femenino, pero cometeríamos un error si llevasemos a cabo acciones preventivas favorables al sexo femenino y no al sexo masculino, estaríamos llevando a cabo una discriminación en ese sentido. Correos es una empresa pública que tiene un colectivo funcionarial y un colectivo laboral, si hiciésemos una  prevención diferente para cada uno de ellos tampoco tendría sentido. Por tanto, la acciones preventivas están totalmente encaminadas independientemente de que sea un colectivo femenino o un colectivo masculino. Bien es cierto que tenemos determinadas particularidades, como es el caso de la mujer embarazada. Hay un protocolo establecido en el que en el momento que una trabajadora comunica su situación, el responsable de la unidad, ya tiene una batería de acciones para preservar la salud tanto de la mujer como del feto, incluso antes de que se lleve una evaluación específica por el servicio de prevención. Una vez que se lleva a cabo esta evaluación específica y se hace un análisis médico de esta empleada, se llevan a cabo las recomendaciones que sean pertinentes, que pueden ir desde adaptar su puesto de trabajo, limitar las funciones, readaptación a otro puesto de trabajo o, en último caso, solicitar la prestación a la mutua. Pero en un principio las políticas de prevención son iguales tanto para el sexo femenino o el sexo masculino.

LA LEY HABLA DE UNA ADECUADA FORMACIÓN DEL PERSONAL EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES, ¿CÓMO SE REALIZA ESTA ACTIVIDAD EN UNA ORGANIZACIÓN COMO CORREOS Y TELEGRAFOS?

La formación es una de las herramientas más importantes. Como ya he dicho nuestra actividad mayormente se realiza en la calle y ahí pocas medidas técnicas podemos aplicar cuando los treinta mil carteros están repartiendo; por tanto, la acción de información y formación es una herramienta crítica y esencial. En los últimos años se ha dividido la formación para la línea de mando y una formación a los empleados. La formación a la línea de mando se ha desarrollad mediante un curso de nivel básico de cincuenta horas, de tal forma que toda nuestra estructura de mando está capacitada para poder ejercer incluso como recurso preventivo. Entendemos que si la línea de mando no tiene unos conocimientos básicos, va a ser difícil que lidere las políticas de prevención de la compañía. Por otro lado, por lo que se refiere a los empleados, se ha evolucionado de una formación antigua, más generalista, a una formación más específica: una formación de acogida para el personal eventual, una formación específica en función de los riesgos de trabajo, y damos cumplimiento al deber de información de los  riegos y las medidas preventivas derivadas de la evaluación de riesgos por medio de unas fichas de seguridad y salud. También es importante la formación práctica del puesto de trabajo, no hay una complejidad técnica,  pero sí hay una complejidad dada la dispersión  del territorio. Además de la formación online para llegar a todos los sitios, se ha abordado un proyecto de formación específica y práctica de cada puesto de trabajo, de tal forma que el técnico de prevención se ha ido desplazando a los centros de trabajo y sin utilizar un power point ha llevado a cabo una formación práctica del puesto de trabajo sobre cómo llevar a cabo manipulaciones de cargas, cómo adoptar posturas o, en el caso de las oficinas, como ordenar el puesto de trabajo y trabajar con las pantallas de datos. Ha supuesto un hito y ha dado resultados importantes.

¿QUÉ BUENAS PRÁCTICAS HA DESARROLLADO CORREOS, Y CUAL O CUÁLES PODRÍAN UTILIZARSE POR OTRAS EMPRESAS?

Una buena práctica que está ligada al ámbito psicosocial. Correos está celebrando el trecientos aniversario, y por lógica, ha evolucionado mucho en cuanto a cómo se llevaba la actividad en sus inicios y ahora. En esa evolución tiene mucho que ver cómo ha evolucionado el país. Antes había mucha correspondencia que se enviaba por el correo postal tradicional y hoy en día  ha evolucionado mucho el sector de la paquetería. En esa evolución antes había muy pocos desarrollos tecnológicos, y hoy en día las aplicaciones tecnológicas juegan un papel crucial en todos lo que es la logística, el e-comerce, etc. En ese sentido se ha identificado un problema para Correos cual es la adaptación de nuestros empleados a esa evolución de las nuevas tecnologías, los nuevos software, las nuevas aplicaciones tecnológicas para pode llevar a cabo el desarrollo del proceso del e-comerce, por ejemplo. Se ha puesto en marcha un proyecto con el nombre de RESILIENCIA, que por medio de unos psicólogos se facilita a los empleados una serie de herramientas para que puedan gestionar tanto la adversidad profesional como la adversidad personal; la adversidad profesional en el sentido de la adaptación al cambio de todos estos nuevos procesos o las adversidades personales que uno pueda tener un su vida cotidiana fuera del ámbito laboral. El resultado ha sido ampliamente positivo en cuanto a días de absentismo y hemos tenido tasas de reducción del orden de un cuarenta al sesenta por ciento en función de los colectivos. Es por tanto una buena práctica que vamos a seguir exportando a todo el territorio y que sería bueno que también otras empresas abordasen este tipo de iniciativas.

SE HABLA DE UN INCREMENTO DE LA SINIESTRALIDAD EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS HABIDA CUENTA DE LA CRISIS, ¿HA SIDO ASÍ EN CORREOS?

Desde que hemos implementado en Correos esta política de mejorar la seguridad y salud integral de los trabajadores hemos tenido constantemente un descenso de siniestralidad, y si comparamos los datos de accidentes en este semestre de 2016 en relación con el del 2015, hemos tenido una reducción en torno al ocho por ciento de accidentes, mientras que en nuestro sector de la logística ha habido un incremento de un nueve por ciento y en el conjunto nacional ha habido un incremento del siete por ciento, con lo que nos confirma que las políticas preventivas que estamos desarrollando van en la buena dirección de ir poco a poco reduciendo la siniestralidad.

LA FIGURA DEL LIDER ES MUY IMPORTANTE EN EL DESARROLLO DE LAS ACTIVIDADES PREVENTIVAS EN LA EMPRESA, ¿QUIÉN O QUIÉNES PUEDEN EJERCER ESE LIDERATO?

En el modelo preventivo de Correos se ha pasado de un liderazgo del Servicio de Prevención al área operativa. Cuando se han desarrollado todos los procedimientos o protocolos de trabajo en prevención, uno de los principales cambios producido ha sido la asignación de responsabilidades a la línea jerárquica de la compañía, pasando a ser el Servicio de Prevención un órgano staff, consultor, asesor y, si me lo permite, un órgano más animador para que la estructura jerárquica asuma ese liderazgo en cuanto a sus funciones y responsabilidades en prevención. Por ejemplo, en 2009, cuando se reestructuró toda la política de salud en la compañía, la investigación de los accidentes de trabajo se llevaban a cabo por los Servicios Médicos, servicios que aunque tenían un número importante de personas, no llegaban a los cinco mil centros de trabajo para poder analizar correctamente cual fue la circunstancia que había producido ese accidente. Uno de los cambios fue trasladar la responsabilidad de investigar los accidentes de trabajo a la línea de mando, a los jefes de cada oficina, obviamente capacitándoles y dándoles una formación para poder desarrollar ese cometido. Por lo tanto, nuestros líderes en prevención son los propios jefes de los centros de trabajo o directores de las oficinas.

¿CÓMO SE CONSIGUE UN CLIMA PROACTIVO HACIA LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES EN LA EMPRESA?

Es necesaria la implicación de la alta dirección. Si no lidera el proyecto o línea estratégica, es complicado que haya un clima proactivo que mejore la salud de la compañía. Facilitar los medios es otro aspecto importante. Para trabajar la prevención hay que invertir en mejora de las condiciones físicas, información, formación, sensibilización, vigilancia de la salud…; lo que se dice facilitar medios, una compañía que no facilite los medios adecuados, es difícil que consiga resultados. También es necesario disponer de un plan de prevención que sea real, no un plan de prevención teórico. Un plan de prevención  que esté pegado a la actividad, al terreno, a las acciones que realizan cada día los empleados que desempeñan la labor principal en la compañía. Destacaría que un elemento fundamental para que la prevención sea proactiva y continúe y evolucione, es ligar los indicadores que comentábamos hace un rato, tanto de resultados como inductores, a la evaluación del desempeño. Muchas veces las personas nos movemos por una serie de incentivos económicos o de otro tipo. Es muy importante que en esos incentivos se incluyan también los aspectos de prevención, porque es un motor muy potente que alinea a una organización en la lucha contra la siniestralidad.

¿EN QUÉ GRADO PARTICIPA LA REPRESENTACIÓN DE LOS TRABAJADORES EN LA GESTIÓN DE LA PREVENCIÓN Y SALUD LABORAL EN CORREOS?

Hay establecido un procedimiento específico para regular esta consulta y participación que encomienda la Ley al empresario. Se lleva a cabo mediante los Comités Provinciales de Seguridad y Salud que hay en todas las provincias, y que se reúnen trimestralmente. Además, está constituida la Comisión Estatal de Salud Laboral que se reúne tres veces al año en los servicios centrales, y que como principales objetivos tiene en primer lugar  la presentación de la líneas de trabajo maestras que se van a desarrollar anualmente en prevención; a mediados de año hacer un seguimiento del desarrollo de esas iniciativas y, por último, una reunión de cierre al final de año para analizad el grado de desarrollo de lo que estaba planificado y que  acciones nuevas que no estaban incluidas se han acometido. Destacar que todas las iniciativas en prevención siempre son presentadas en esta Comisión, en la que se potencia la consulta y participación de los trabajadores, que luego se despliega en los Comités Provinciales.

¿CÓMO DEFINIRÍA LA ACTUAL SITUACIÓN DE LA PREVENCIÓN EN ESPAÑA?

Hace veinte años que se aprobó la Ley de Prevención, y se han llevado a cabo muchas jornadas y actos, en los que he escuchado muchas veces una versión pesimista de la situación de la prevención en España. Yo soy más optimista, se ha reducido la siniestralidad. Está claro que la crisis que hemos padecido ha llevado a una reducción de la siniestralidad, pero las acciones que se ha puesto en marcha y la legislación ha ayudado a reducir la siniestralidad. Se está hablando de una cultura preventiva, aspecto que hace algunos años era muy difícil de identificar en la sociedad española. Quedan muchos aspectos que mejorar, pero mi visión es positiva. Se está avanzando.

EN ENERO DE 1996, HACE VEINTE AÑOS, ENTRÓ EN VIGOR  LA LEY DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES APROBADA EN NOVIEMBRE DE 1995. SEGURAMENTE TANTO LA CITADA LEY COMO LA NORMATIVA QUE LA DESARROLLA NO HA CUBIERTO TODAS LAS EXPEXTATIVAS, ¿QUEDAN ASIGNATURAS PENDIENTES?

Está claro que quedan asignaturas pendientes. Es una materia compleja, estamos hablando de comportamientos humanos, no estamos hablando de máquinas que se diseñan y tiene un comportamiento predecible, y todo el elenco de normativa que se ha desarrollado es excesivo. Por otro lado, se ha burocratizado muchísimo la Ley de Prevención, muchas empresas más que hacer actuaciones específicas para prevenir un accidente o mejorar la salud de sus empleados, adoptan una actitud defensiva de documentar lo que se lleva a cabo por si algún día viene un inspector de trabajo o,  si puede acabar en un proceso judicial poder, demostrarlo. Como se ha desarrollado la legislación, no ha ayudado. En nuestra sociedad el gran volumen de empresas son PYMES, y la normativa que se ha aprobado no esta enfocada al  tejido empresarial que tenemos en España. Por poner algunos ejemplos más concretos, el desarrollo de la Coordinación de Actividades Empresariales es un aspecto que genera muchísimos conflictos en las empresas y que, insisto de nuevo, todo el mundo lo que hace es burocratizar para que si hay un accidente cada uno tenga sus responsabilidades cubiertas, pero poco se trabaja para prevenir ese accidente por tal y como está configurada la legislación. Otro aspecto técnico que también habría que mejorar es la utilidad de las auditorias. Aquellas empresas que tienen un servicio de prevención propio y que están obligadas a superar una auditoria legal, una vez realizadas tenemos que preguntarnos cual es el valor de esa auditoria legal, porque a veces la propia Inspección o la autoridad laboral no le dan ninguna importancia.

¿CUÁLES CONSIDERA QUE SON LOS PRINCIPALES AVANCES QUE SE HAN CONSEGUIDO EN NUESTRO PAÍS EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES?

Retomando lo que acabamos de comentar, el primer avance es la reducción de la siniestralidad. La Ley de Prevención nace con el objetivo de disminuir el número de accidentes y mejorar la salud de los trabajadores, desde el momento en que esas tasas de siniestralidad se están reduciendo es un importante avance, un logro conseguido por la Ley de Prevención. Y por lo que apuntaba anteriormente, hace unos años cuando empecé a trabajar en  el mundo de la prevención y comentaba en mi entorno que me iba a dedicar a la prevención de riesgos laborales la gente lo desconocía. El conocimiento social que había sobre el mundo de la prevención era mínimo, hoy en día el conocimiento está mucho más extendido en la sociedad, y eso es definitivo, poco a poco se está creando una cultura incipiente, y cuando se habla de prevención de riesgos laborales ya se tiene enfocado por lo menos en qué consiste o que quiere decir ese ámbito de actuación.

SEGÚN SU PUNTO DE VISTA, QUE ES LO QUE NO HA FUNCIONADO EN LA APLICACIÓN DE LA LEY Y LA NORMATIVA QUE LA HA DESARROLLADO

He tenido la suerte de trabajar en los dos ámbitos. En mi primera etapa laboral estuve trabajando en una mutua en la que se produjo el proceso de segregación a un servicio de prevención ajeno y, por tanto, estuve en la vertiente de un servicio de prevención ajeno que ofrece prevención a las empresas. En mi última etapa laboral en Correos he trabajado en un servicio de prevención propio y viendo cuales son las necesidades de la empresa y cual puede ser el aporte que le puede dar un servicio de prevención ajeno. Teniendo esas dos visiones, desde mi punto de vista uno de los aspectos que ha fracasado es la excesiva externalización de la actividad preventiva en los servicios de   prevención ajenos. Me atrevería decir que en torno al setenta por ciento de las empresas en España, probablemente porque son PYMES, la actividad preventiva la tienen concertada con un servicio de prevención ajeno. Desde el momento en el que un empresario adopta la política de externalizar la acción preventiva en un tercero, comienza el fracaso. En ese sentido, nuestra legislación que abrió la puerta a que el empresario pudiese optar por esa acción de concertar con un servicio de prevención ajeno la acción preventiva, se nos escapó una gran oportunidad de mejorar la prevención en nuestro país. Dicho esto con la humildad de estar dentro de una empresa y vivir cual es el trabajo y desarrollo que es necesario hacer desde dentro de una empresa para hacer esa comunicación, información, evaluación de riesgos, formación…, aspectos que tiene que desarrollar la propia empresa para culturizar  la estructura organizativa de una compañía con el fin de reducir los accidentes, y si toda esta labor te la hace un tercero, es difícil generar esa cultura en la empresa.

SI PUDIERA, ¿QUÉ CAMBIARÍA DE LA NORMATIVA VIGENTE?

Esos aspectos que hemos dicho que no han funcionado. Trataría de limitar la puerta que la legislación abre a esa concertación con los servicios de prevención ajenos; trataría de adaptar más la legislación al tejido empresarial que realmente tenemos; trataría de dar mayor simplificación normativa, mayor simplificación para evitar la burocracia; es decir, dejar más flexibilidad al empresario para que pueda de una manera no tan taxada poder desarrollar la prevención de su compañía, no tener que justificar todo. Ese sería un paso que tendríamos que reinventarnos, como otros países de la Unión europea lo tienen enfocado. Eso no quita que un empresario que no asuma sus responsabilidades, tenga que rendir cuentas en el órgano correspondiente, pero dotar de mayor flexibilidad, de mayor significación normativa a la vez que cerrar un poco la puerta para que la acción preventiva tenga que desarrollarse en el seno de la empresa y no mediante terceros, serían las principales líneas que abría que abordar.

¿CÓMO SE IMAGINA EL SECTOR DENTRO DE DIEZ AÑOS?

No lo llamaría el sector de la prevención, dentro de diez años estaremos hablando del sector del bienestar o de la salud integral, y habremos pasado por encima de ese concepto de la prevención. En Correos, como he comentado, hay una subdirección de promoción de la salud, y ya en su momento tuvimos alguna discusión a la hora de poner el título a la subdirección: si era una subdirección de prevención de riesgos laborales o una subdirección de promoción de la salud; y estratégicamente se adoptó poner ese título, que puede parecer irrelevante, pero es importante porque se está lanzando el mensaje a la organización de que no solo nos tenemos que preocupar por prevenir el accidente sino que también tenemos que preocuparnos como compañía por generar en nuestros empleados una serie de hábitos y condiciones para que estén físicamente y psicológicamente más saludable. Si esos sistemas que hemos diseñado de hábitos saludables o sistemas preventivos no han sido lo suficientemente eficientes y hemos tenido una lesión, hay que trabajar en cómo conseguir colaborar con la mutua u otras entidades que gestionan la incapacidad temporal de nuestros empleados, cómo  gestionar esos medios que la Administración pone a disposición de nuestros empleados, para que estos se recupere lo antes posible. Por tanto, no hablaremos del ámbito de la prevención, sino que deberíamos hablar más del ámbito de la promoción de la salud, del bienestar laboral.